ExcelenciaAmbiental

DECÁLOGO MEDIOAMBIENTAL DE LA AE Trail

Las carreras de Trail Running, se desarrollan en entornos naturales sensibles y como tal, están sometidos a mucho mas riesgo de desgaste que cualquier prueba de carretera, como es lógico.
Desde la Asociación Española de Trail, hemos querido con el siguiente Decálogo Medioambiental, realizar una lista de aquellas medidas que hemos considerado mínimas para la buena conservación, mantenimiento y protección de un entorno natural por el que discurra una carrera de Trail.

Para OBTENER el SELLO DE EXCELENCIA AMBIENTAL
*** Hemos mejorado el sistema para aquellas carreras que quieran obtener el Certificado de Excelencia Ambiental
Basta descargarse el Decalogo Medioambiental AE Trail en formato PDF, rellenarlo directamente en el mismo documento PDF, firmarlo electrónicamente y enviarlo a la dirección de correo electrónico de la AE Trail.
(Hay un botón en el Adobe Reader que permite FIRMAR cualquier documento habilitado).
Las instrucciones están en el mismo documento. Para el que no tenga el lector de Adobe Reader, se puede descargar AQUÍ

Está claro que sería mucho mas lógico el envío de unos “comisarios” de la Asociación para comprobar que las medidas se llevan a cabo, pero hemos considerado que eso supondría un elevado gasto para cualquier organizador, sobre todo las mas pequeñas, y al final, podemos contar con miles de comisarios, los corredores, que nos pueden informar si las medidas se llevan a cabo adecuadamente o no.

Sin otro particular, queremos presentar el DECÁLOGO MEDIOAMBIENTAL de la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE TRAIL.

DECÁLOGO MEDIOAMBIENTAL de la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE TRAIL
Decálogo de puntos a cumplir por cualquier organizador para obtener el Sello de Excelencia Ambiental AE Trail.
Aquellas carreras que realicen acciones dirigidas a la mejora y conservación del medio ambiente deben observar cuidadosamente estas medidas.

Medidas Previas.
1. Diseño de un trazado respetuoso con la naturaleza evitando, en la medida de lo posible, el cruce de cauces de ríos y arroyos y, en caso de hacerse, tratar de buscar pasos ya acondicionados (puentes, pasarelas,..). Si se debe hacer un cruce planteamos la colocación de bloques de piedra (que serán retirados después de la carrera) que sirven de paso para los corredores para evitar dañar el fondo del cauce, la remoción del lecho, el aumento de la turbidez, etc.
2. Diseño de un trazado que evite zonas fácilmente erosionables.
3. Para estimar el número de corredores se debe estudiar la capacidad de acogida del territorio, no en términos de capacidad hotelera, sino considerar, además de un número limitado y lógico de corredores, a la gente que los acompaña como animadores de la prueba.

Durante la carrera.

4. Garantizar el correcto balizado de la prueba con materiales que no alteren el medio, incluso con cal en aquellas zonas que así lo requiera y que garanticen que los corredores no se saldrán del recorrido. En los puntos más conflictivos, presencia de voluntarios que indiquen la dirección correcta durante toda la duración del evento (léase cortes de carretera o zonas de visibilidad reducida).
Colocación de señales direccionales y kilométricas a lo largo del recorrido que sitúen con corrección a los participantes.
Se marcará correctamente el trayecto impidiendo los atajos (recordamos que es una prueba y, por tanto, es lo mismo para todos). Se penalizará a aquellos que realicen algún atajo.

5. Garantizar el correcto desbalizado de la prueba en un plazo máximo de una semana después de la finalización de la misma.
6. Garantizar el marcaje de geles/barritas por todos aquellos participantes así como la penalización de aquellos que abandonen basuras y sean identificados. Implementar medidas a tomar para facilitar el depósito de residuos como la colocación de bidones en las inmediaciones de los avituallamientos y en otras zonas de paso.
7. Comprometerse a realizar una reunión informativa (briefing )con todos los corredores el día antes de la prueba y/o justo antes de la salida donde se les comunica las peculiaridades del recorrido, medidas de control, medidas medioambientales, etc., para que queden todos bien informados. Se debe apelar a la ética del corredor, a la concepción de la montaña y su comportamiento en ella.
8. Comprometerse a no usar botellines ni entregar vasos de plástico o de papel a los corredores en los avituallamientos. Cada corredor debe llevar un recipiente con el que beber, esta medida constará en el reglamento de la prueba.

Postcarrera.

9. Se realizará el recorrido para ver cómo ha quedado todo después de la prueba bien por parte de la organización o con la contratación de un ente externo que verifique e informe que la buena praxis llevada a cabo. Restauración de cualquier modificación que se haya podido ocasionar al estado previo a la carrera.
10. Donación de 1% de la inscripción a causas medioambientales en la zona donde se desarrolla. Se favorecerá el mantenimiento de los senderos de una manera respetuosa con el medioambiente.

Cualquier organización que desee adherir a este decálogo, puede hacerlo descargando el documento aquí: Decalogo Ambiental AE Trail y enviándolo firmado a la dirección de correo de la AE Trail.