Guia de Iluminación, ¿Como elegir un frontal?

Empiezan los días mas cortos y cada vez nos toca salir mas a correr de noche. A la hora de comprar cualquier cosa, como es lógico, todos nos dejamos llevar de las marcas de moda o de recomendaciones de alguno que pensamos que sabe pero con un asunto como la iluminación, es importante conocer los conceptos que vamos a manejar para seleccionar nosotros mismos, en base a nuestras necesidades el frontal mas adecuado.

Algunas consideraciones previas si que merece la pena hacer:

Uno. Visto que este texto está dirigido a gente no experta y escrito por alguien no experto, espero que los que saben no me coman, pero lo que quiero es precisamente utilizar palabras coloquiales para que se entiendan los conceptos.

Dos, como nunca llueve a gusto de todos, no todas las soluciones valen para todo el mundo, por eso es importante entender los conceptos, y luego ya buscaremos lo que mejor nos convenga.

Tres, hay muchos manuales técnicos sobre frontales por lo que aquí vamos a intentar explicar conceptos mas que las bondades de alguno en particular.

¿Que buscas en un frontal?

En tiendas o en internet se encuentran miles de modelos, basta poner “Frontales” en el buscador y nos aparecerán cientos de miles con una increíble diversidad de marcas, modelos y características, y con unos rangos de precios que pueden ir desde 5, hasta 300 €, pero la pregunta para empezar es: ¿para que vas a usar tu frontal?

El uso de un frontal dependerá obviamente a sus características entre las que podemos destacar las siguientes:

1- Tamaño (volumen) y Peso
2- Modos – con varias funciones o una sola
3- Distancia y Amplitud a iluminar.
4- Cantidad de luz
5- Cantidad de tiempo de uso continuo
6- Tipo de alimentación
7- Tipo de iluminación
8- Tipo de lente y reflector
9- Tipo de protección al agua
10- Resistencia a golpes
11- Material del cuerpo del frontal

Para poder definir las características del frontal que necesitamos, lo mas importante es entender los conceptos y como se relacionan unos con otros.

Podemos querer un frontal super potente para carreras cortas, pero que nos durará poco, por tener poca batería o lo contrario, un frontal multiuso, menos potente pero que dure mas para ultras.

Intentaremos explicar cada concepto a ver si nos aclaramos.

1- Tamaño (volumen) y Peso

Los dos son conceptos sencillos y fáciles de entender sus consecuencias. Si nos hacemos con un super frontal pero algo pesado o voluminosos, puede que no lo llevemos siempre con nosotros y nos quedemos a oscuras en alguna ocasión, mientras que si nos hacemos con un frontal demasiado ligero, podemos tener problemas para salir del monte por falta de luz….en definitiva, un equilibrio que hay que encontrar.

Para carreras cortas nos valdrá un frontal mas ligero con menor autonomía, mientras que un frontal con mas autonomía, que pesará mas, estará mas indicado para ultras donde hay que pasar a veces varias noches en carrera.

A grosso modo, podemos dividir los frontales en tres grupos, ligeros, medios y “pesados” por decir algo, ya que no lo son.

Los ligeros están en torno a 25-50 gramos

Los medios de los 51 a los 130 gramos y los mas profesionales o de mayor capacidad de batería que pueden llegar hasta casi el medio kilo.

2- Modos – con varias funciones o una sola

Los frontales pueden tener un interruptor de encendido de un solo modo encendido/apagado o modo simple y otros modos alternativos, como:

– Diferentes potencias de iluminación (Alta, media, baja)
– Parpadeo o emergencia (SOS)
– Estroboscópico (modelos alta gama)
– Led alternativo de color rojo (para iluminación nocturna)

Algunos frontales llevan incorporada una luz roja trasera, obligatoria en muchas carreras de manera que no hay que preocuparse de llevar otra luz extra.

3- Distancia y Amplitud a iluminar.

Uno de los parámetros que muchos corredores buscan es la distancia del haz sin tener en cuenta que el hecho de que llegue muy lejos no quiere decir que vayamos a ver mejor. Dentro de los haces de luz mas normales podemos destacar:

Frontales Lanzadores: Son aquellos mas potentes con un haz de luz concentrado que alcanza largas distancias. Muchas veces es simplemente la forma del reflector o la lente, siendo el led el mismo.

Frontales Inundadores: Son los que tienen la capacidad de abarcar una gran zona, pero con una distancia menor, ampliando el haz de luz.

La mayoría de los usuarios buscan un intermedio, una buena luminosidad y apertura a una distancia determinada por lo que algunas marcas de linternas han optado por el zoom, aunque en el mundo del frontal no se utiliza.

Según la casa Petzl, al alcance lo define como “la distancia entre la linterna y el lugar donde sólo llegan 0,25 lux (Lumen/m2) de iluminación. La medición se realiza en el momento del encendido con las pilas o baterías nuevas.”

Esta cantidad de iluminación la consideran la mínima para ver el terreno.

4- Cantidad de luz

Como ya nos podemos imaginar, no siempre el frontal mas potente es el que mas luz da, ya que hay muchos factores que intervienen en la eficacia de cada aparato. En cualquier caso, entrando en el meollo de la cuestión, las medidas que podamos encontrar en las especificaciones son:

Lumen (lm): Cantidad de luz que emite la fuente (lámpara o led) medida a su salida (normalmente sin el cabezal o la lente, por lo que puede verse reducido). (http://es.wikipedia.org/wiki/Lumen )

Lux (lx): Cantidad de luz medida sobre la superficie iluminada, es decir, por m2 (http://es.wikipedia.org/wiki/Lux )

Candela (Cd): Potencia del haz de luz o flujo luminoso en una dirección dada, respecto del ángulo de apertura del haz, (es decir, lo mucho que se concentre o se abra el haz de luz.)  (http://es.wikipedia.org/wiki/Candela)

5- Cantidad de tiempo de uso continuo

Es la cantidad de minutos u horas de uso continuo de la linterna, medidos por el fabricate, que permite usar la linterna sin fallos. Hay algunas marcas que han desarrollado un sistema que mantiene una iluminación bastante estable durante la mayor parte de la vida útil de la batería y cae en picado al final, con tiempo para sustituir la alimentación.

6- Tipo de alimentación

Las opciones que tenemos son:

– Pilas tipo AA o AAA
– Pilas tipo de botón CR2032 y LR44 (los frontales mas pequeños)
– Baterías recargables, normalmente con USB o cargadores Ad-hoc

Hoy en día muchos frontales, utilizan baterías pero con la opción de acoplar pilar normales, mas fáciles de encontrar en caso de necesidad.
Lógicamente recomendamos las baterías recargables ya que las pilas son muy contaminantes, pero la posibilidad de alternarlas es interesante.

7- Tipo de iluminación

Aunque hoy en día no hay prácticamente dudas de la efectividad de una y otra, aún existen algunos frontales sin leds:
Lampara incandescente: La lampara de toda la vida, que hoy en día está cayendo en desuso por su consumo, temperatura, y baja resistencia a golpes, respecto de los leds.
Led: Es la tecnología mas extendida hoy en día, dada su larga vida, bajas temperaturas y muy bajo consumo. Tecnología que crece día a día.
Los Leds son muy sensibles a la temperatura, por lo que es importante mantenerlos refrigerados, para aumentar tanto su rendimiento con la vida útil del mismo.

Según el led, el color de la luz emitida puede variar entre dos tipos, la luz mas fría y la mas cálida o neutral. Con la fría, aunque aparentemente parezca que hay mas intensidad podemos obtener reflejos incómodos, mientras que la luz mas cálida nos dará una mejor definición en formas y colores y menos deslumbramiento. No todos los frontales disponen de esta característica.

8- Tipo de reflector y lente

Como unas gafas para el ojo, el reflector y la lente son muy importantes para la efectividad de la iluminación obtenida, su calidad puede mejorar o empeorar el rendimiento.
Los lúmenes de un frontal se deberían medir después del reflector y la lente, pero a veces se miden directos del Led, con lo que la intensidad real de luz que utilizamos puede ser hasta un 50% de lo escrito en las características.

El REFLECTOR es la superficie cromada donde refleja la luz al salir del led.

Puede ser metálico aunque en muchísimos casos es de plástico.
Según como esté el led colocado respecto al reflector, obtendremos resultados distintos del haz:

Reflector profundo                  Haz concentrado y lejano
Reflector menos profundo      Haz mas abierto y corto

La LENTE suele ser de cristal, aunque en muchos casos es de plástico y va delante como cierre del frontal.
Los hay lisos y rugosos, los lisos suelen mostrar anillos concéntricos y consiguen un haz mas lejano y potente, los rugosos tienen la función de difuminar la luz haciéndola mas suave y pareja y con un haz mas corto.

El lente puede ser plana o curva (convexa). Los frontales que utilizan estas últimas en general buscan abrir el haz de luz y conseguir inundar mejor.

9- Tipo de protección al agua

La protección contra el polvo y el agua de cualquier aparato está regulada por un estándar que se llama DIN 60050-9 y utiliza una nomenclatura que comienza por “IP” (international protection) según el siguiente gráfico:
Se puede leer muchas veces “resistente al agua”, “resistente a salpicaduras”, “resistente a la lluvia”, etc. lo que no significa que sea sumergible, hay que leer con cuidado.
Cuando hablamos de sumergible también debiera de constar la profundidad y tiempo de inmersión.

Algunos ejemplos mas corrientes:
IPX4 Resistente a chorros de agua
IPX7 Resistente a inmersión 1 metro, 30 minutos
IPX8 Resistente a inmersión completa y continua.

Protección frente al polvo, del 0 al 6: Protección frente al agua, del 0 al 8:
0: sin protección. 0: sin protección.
1: protegido contra los objetos sólidos superiores a 50mm de diámetro. 1: protección contra el goteo.
2: protegido contra los objetos sólidos superiores a 12,5mm de diámetro. 2: protegido contra el goteo de agua vertida cuando está inclinado hasta 15 grados con respecto a su posición normal.
3: protegido contra los objetos sólidos superiores a 2,5mm de diámetro. 3: protegido de la lluvia a 60 grados de inclinación.
4: protegido contra los objetos sólidos superiores a 1mm de diámetro. 4: protegido contra proyecciones.
5: protegido contra el polvo; entrada limitada sin que entre en cantidad suficiente para perjudicar al frontal. 5: protegido contra chorros de agua.
6: protección completa. 6: protegido contra fuertes chorros de agua.
7: protegidos contra los efectos de la inmersión temporal en agua (a 1 metro durante 30 minutos).
8: protegido contra los efectos de la inmersión prolongada ( a mas de 1 metros en un tiempo definido por el fabricante).

Para ver la tabla completa: https://es.wikipedia.org/wiki/Grado_de_protección_IP

10- Resistencia a golpes
Suele estar indicado en las especificaciones del fabricante y se pone la caída  en cm o metros.
No es mala idea comprobarlo, aunque dado el poco peso de casi cualquier frontal, no suele ser una característica decisiva.

11- Material del cuerpo de la linterna
Por lo general podemos encontrar las de plástico y las de aluminio, aunque en gamas mas altas también el titanio.

En definitiva, un montón de información que debemos valorar antes de comprar un frontal que nos sirva para nuestras necesidades. Aunque para muchos corredores un frontal medio puede servirnos para todo, es muy probable que con el tiempo y según vayamos cogiendo mas experiencia, necesitemos disponer de dos unidades con prestaciones diferentes que cubran de manera mas amplia nuestras actividades deportivas con seguridad.
Para completar el artículo, adjuntamos un cuadro resumen con las características de los frontales mas vendidos del mercado:

AE Trail.com. Características de frontales comparados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el siguiente código (sistema anti-spam): *