Las carreras de Trail Running, se desarrollan en entornos naturales sensibles y como tal, están sometidos a mucho mas riesgo de desgaste que cualquier prueba de carretera, como es lógico.
Desde la Asociación Española de Trail, hemos querido con el siguiente documento, redactar una lista de recomendaciones de comportamiento para corredores que garanticen su seguridad, la conservación del medio ambiente y que promuevan el trato educado entre usuarios del entorno natural por el que discurre una carrera de Trail.

Lógicamente estas recomendaciones son solo eso y cada uno puede actuar como quiera, pero dada la sensibilidad del entorno natural y que cada vez hay mas actividades que atraen gente al mismo nos parece que merece la pena dedicarle unos minutos a leerlas.

Sin otro particular, queremos presentar el CÓDIGO DE BUENAS PRACTICAS del corredor de Trail Running de la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE TRAIL.

CÓDIGO DE BUENAS PRACTICAS del corredor de Trail Running
Este código alberga los principios del trailrunning que fomentan una práctica de este deporte de manera ambientalmente respetuosa y socialmente responsable.

1.Uso de los caminos y senderos existentes.
Si existen senderos bien marcados, usalos. No hay nada de bueno en correr fuera de pista. Ese comportamiento crea nuevos senderos, anima a otros a seguir estos senderos nuevos y aumenta la huella del corredor en el medio ambiente.
Cuando existen múltiples senderos, se usa el más evidente.
Usa los senderos marcados y observa todas las regulaciones de la senda.

2.Cuando aparecen obstáculos.
En el caso de la aparición de charcos en los senderos y caminos, conviene no rodearlos porque se crean senderos nuevos o se amplían los ya existentes, disfruta del barro y corre por el centro.
Cuando te encuentres con mucha agua en los caminos o senderos, quizás la forma más respetuosa y segura es darse la vuelta, un camino o sendero encharcado representa un peligro, además su uso en estas condiciones puede destrozarlo. Las condiciones meteorológicas mandan, puedes volver otro día.

3.Permisos y autorizaciones.
Corre en pistas abiertas, senderos. Ten respeto por los cierres de caminos y evita invadir tierras privadas. Pide permiso primero para entrar y correr en terrenos privados. Obtén los permisos o autorizaciones que puedan ser necesarios para algunas áreas naturales. En el caso de que sea zona ganadera con puertas cerradas, déjelas como las has encontrado. Haz rutas en senderos ya en uso o designados oficialmente. En caso de duda, preguntar.

4.Respeto a los animales.
No molestes o acoses a la vida silvestre o de granja. Hay animales que temen un acercamiento repentino y su comportamiento puede ser peligroso. Dales espacio para adaptarse a tu presencia.
Cuando se acerquen caballos ten especial cuidado y sigue las instrucciones de los jinetes.
El maltrato al ganado es un delito grave. Cuando te encuentres con grandes rebaños de animales considera la posibilidad de dar la vuelta e ir en otra dirección, sobre todo en invierno cuando los animales están más estresados.

5.Mantenga su perro atado.
A menos que se indique lo contrario, mantén a tu perro con una correa y bajo control en todo momento. Los perros sueltos sin correa pueden resultar dañinos sobre el terreno y la vida silvestre y pueden molestar el paseo de otros usuarios del sendero.
Si en una zona está prohibido el paseo con perros, obedece esa prohibición.
Procura no dejar residuos, llévate las deposiciones y no las dejes en el camino, deposítalas en lugares habilitados.

5.No asustes a otros usuarios.
Cuando se va corriendo conviene ser cortés con el resto de los usuarios, bien sean corredores o senderistas. Cuando te acerques a otro usuario avisa de tu llegada. Ten en cuenta que si están utilizando auriculares puede que no te oigan.
Se puede mostrar respeto al pasar, bien ralentizando el ritmo de carrera o deteniéndose si es necesario para evitar el contacto accidental. Cede el paso a los demás usuarios del sendero (ciclistas, excursionistas, caballos), se cortés.
En la mayoría de las situaciones, es norma habitual que los corredores que suben cedan el paso a los corredores que bajan (pedestres, ciclistas).

6.Se amigable.
Quizás es un punto evidente o sobrante pero conviene incidir en ello. Además de no asustar a nadie es importante informar si se viene acompañado. La comunicación amistosa es la clave cuando te encuentras otra persona en un sendero. Un “Gracias”, un “Hola, ¿cómo estás?” muestra la educación que es particularmente bienvenida. Se trata de una regla no escrita en la montaña.

7.No tires basura
Llévate toda la basura que eres capaz de generar, todos tus residuos deben volver contigo, no los dejes en el monte.
Considera la posibilidad de prendas de vestir con bolsillos de cremallera o la misma mochila que suele tiene un lugar para guardar la basura que encuentres en el camino.
Aprende a utilizar técnicas de mínimo impacto para disponer de los residuos humanos.

8.Corre en grupos pequeños.
Dividir los grupos más grandes en grupos más pequeños. Los grupos grandes pueden resultar molestos para el resto de los excursionistas y tienen un mayor impacto ambiental en los senderos. Muchos de los sistemas de senderos, parques y áreas silvestres tienen límites en los tamaños de los grupos.
Familiarízate con dichas normas en las diferentes zonas.

9.Seguridad.
Infórmate de la zona donde vas a correr y notifícalo a alguien cercano. Corre en compañía si es posible y lleva un mapa si vas a zonas desconocidas.
Lleva el material necesario para la salida y piensa en las peores condiciones, ten en cuenta la duración de la salida con imprevistos y lleva suficiente agua, sales o comida para tiradas largas.
El aspecto más importante en la seguridad es conocer y respetar sus propios límites.
Puedes informar de las condiciones y actividades inusualmente peligrosas, inseguras o perjudiciales a las autoridades correspondientes.

10.Deja las cosas como las ha encontrado.
Deja los objetos naturales o históricos igual que los ha encontrado, esto incluye flores silvestres y pastos.
La eliminación o la recogida de los marcadores del sendero es un acto de vandalismo grave que pone en peligro a los demás.

11.Devolución.
Este concepto se asocia con el hecho de devolver a la naturaleza lo que nos ha permitido disfrutar, es decir que se invita a participar como voluntariado o apoyo, en los días de mantenimiento de senderos. Esto es una costumbre muy extendida en países del área alpina y Estados Unidos que deberíamos contemplar en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


7 − = dos